Enfermedades de los Ojos

Tratamos más de 20 Enfermedades de los Ojos, entre ellas las más conocidas como Miopía, Astigmatismo, Catarata, Queratocono, Conjuntivitis, Párpado Caído, entre otras.

La Retinopatía Diabética es una enfermedad silenciosa que no manifiesta síntomas visuales los primeros años de la Diabetes. Es por eso que es de suma importancia la valoración del fondo de ojo bajo dilatación pupilar por lo menos una vez al año los primeros 6-7 años de la Diabetes, posteriormente la revisión debe realizarse 2-3 veces por año.

Los párpados caídos hacen que las personas que lo padecen se vean de mayor edad, aunque también pueden obstruir la capacidad visual. Un parpado caído puede ser constante, o empeorar a medida que pasa el tiempo o aparecer y desaparecer en ocasiones; por ello puede darse a un lado o en ambos. Cuando la caída afecta sólo a un lado, es muy fácil detectarla al comparar los dos párpados; sin embargo, cuando la caída es a ambos lados, es mucho más difícil detectarlo.

Las causas por las que se puede producir un desprendimiento de retina son muy distintas. Habitualmente existe una predisposición personal o familiar a tener una retina débil. Otra posible causa que facilita la aparición del desprendimiento de retina es la miopía magna. En personas sanas, sin embargo, puede suceder como consecuencia de un traumatismo directo sobre el globo ocular. Pero también cabe la posibilidad que sea una complicación propia de otras enfermedades oculares en las que se produzca inflamación y hemorragias internas.

El ojo humano está compuesto por tres segmentos: anterior, posterior y sus recubrimientos. En FOCUS contamos con un especialista para cada uno de tus problemas de los ojos.

Para saber qué es la presbicia (o vista cansada) debemos comprender que el ojo normal, en reposo, está adaptado para la visión lejana. Cuando se requiere la visión de objetos próximos: un libro, la pantalla del móvil, la carta de un restaurante… el ojo debe cambiar de foco realizando un esfuerzo conocido con el nombre de acomodación. Este esfuerzo de acomodación lo realiza el cristalino, que es la lente natural del ojo humano.

El glaucoma resulta muy difícil de detectar hasta que se encuentra en una fase avanzada, ya que no suele presentar síntomas. Los mecanismos causantes de esta enfermedad no son muy conocidos, aunque todo apunta a que puede deberse a una elevación de la tensión o presión intraocular, por lo que los tratamientos encaminados a reducir la presión son muy eficaces para prevenir la pérdida de visión. Es importante tener en cuenta que los daños ocasionados por esta patología son irreversibles, por eso es fundamental la prevención.

El estrabismo tiene dos posibles consecuencias que deben ser tratadas por separado: una consecuencia visual y una consecuencia estética. La principal alteración visual que puede provocar el estrabismo en los niños es la ambliopía u ojo vago. En este caso, hablamos de ambliopía estrábica, que se produce porque, al existir estrabismo, el ojo desviado no realiza la fijación sobre los objetos con la zona central de la retina (fóvea) y, por lo tanto, no desarrolla toda su potencia visual. Si este defecto no se corrige durante la llamada época de plasticidad cerebral (hasta los 8 años aproximadamente), la disminución de la visión en el ojo desviado será permanente e irreversible. La ambliopía u ojo vago es la causa más frecuente de pérdida visual unilateral en niños y jóvenes.

La gran mayoría de las enfermedades de los ojos, se pueden tratar a tiempo, el secreto consiste en acudir con un especialista certificado, el cual pueda diagnosticar tu problema a tiempo. Contáctanos cuanto antes.

La carnosidad es un crecimiento carnoso, en forma de cuña, en la córnea del ojo. Este crecimiento elevado de tejido conectivo y normalmente comienza en el ángulo interior y se extiende hacia el centro del ojo. Una carnosidad es el resultado de un proceso anormal de crecimiento carnoso de la conjuntiva sobre la córnea.

La catarata es una opacidad del cristalino del ojo. Cuando vemos algo, los rayos de luz viajan a nuestro ojo a través de la pupila y se enfocan sobre la retina (una capa de células sensibles a la luz en la parte posterior del ojo), por medio del lente. El lente debe ser transparente con el fin de poder enfocar la luz adecuadamente sobre la retina. La condición de opacidad o enturbiamiento del lente es llamada catarata.

La miopía es un problema de la refracción que se manifiesta cuando el paciente percibe borrosos los objetos lejanos debido a que la imagen se forma delante de la retina, bien porque la córnea, el cristalino o ambos son muy potentes, o bien porque el ojo es más largo de lo normal. En realidad, la miopía no se puede considerar una enfermedad siempre y cuando no se supere una determinada graduación, sino un defecto óptico de refracción, ya que es producto de variaciones biológicas normales del sistema visual que producen un fallo en la correlación entre los diferentes componentes del ojo (curvatura corneal, potencia del cristalino, longitud axial y profundidad de la cámara anterior).

El astigmatismo es un problema refractivo que se produce cuando la córnea (la capa externa y transparente del ojo) no presenta la misma curvatura en todas sus zonas. En el caso del astigmatismo, la luz procedente de los objetos y que entra en el ojo se enfoca en más de un punto de la retina. Esto provoca una visión borrosa y distorsionada, ya que en los ojos emétropes (sin graduación) la imagen de los objetos se enfoca en un único punto de la retina.

¿Crees tener alguna de estas enfermedades de los ojos?

Con una detección temprana puedes ahorrarte muchos problemas, así como dinero. Visítanos, somos oftalmólogos certificados en la ciudad de Tijuana.